Bélgica despide a Portugal y Cristiano Ronaldo de la Euro 2020

Bélgica despide a Portugal y Cristiano Ronaldo de la Euro 2020

La campeona cede su corona en octavos. Portugal hizo un buen partido, pero cayó ante una Bélgica pragmática. Thorgan Hazard fue el goleador del partido, y De Bruyne y Eden Hazard se marcharon lesionados.

El partido de Sevilla medía a dos de las grandes favoritas del torneo. La vigente campeona, Portugal, contra la eterna candidata, Bélgica. Ronaldo, máximo goleador de la historia de la EURO, contra Lukaku, De Bruyne, Hazard y compañía. A priori, ingredientes de sobra para un partidazo. Sin embargo, o quizás por ello, ambas selecciones comenzaron el choque temerosas y más cautas de lo normal, sobre todo el combinado belga.

Se esperaba un dominio belga con la posesión, sin embargo eso duro muy poco, y a los 15 minutos ya se jugaba más en campo de los ‘Diablos Rojos’, con Diogo Jota y Cristiano amenazando constantemente al espacio. Pero la de Roberto Martínez es una selección con infinitos recursos ofensivos, y en el 42′ apareció Thorgan Hazard para anotar el 1-0 con un derechazo desde el pico del área que sorprendió a un Rui Patrício que pudo hacer más.

La segunda parte no comenzó bien para Bélgica, y en el 48′ De Bryune se marchó lesionado. Dries Mertens entró en su lugar. Pudo empatar Portugal antes que se cumpliera la hora de juego, pero Jota mandó alto un disparo desde el corazón del área tras una buena acción de Cristiano. Para entonces, Santos ya había dado entrada a João Félix y Bruno Fernandes. En el 82′, con Portugal completamente volcada en busca del empate, Guerreiro estrelló la pelota en el palo con un disparo de primeras con la derecha.

Portugal lo intentó con todo en los minutos finales, pero entonces apareció Courtois para repeler todo lo que le llegaba. Así pues, Bélgica se medirá a Italia el viernes en cuartos de final, y Portugal no podrá retener título.

Holanda vs República Checa

Toda la trayectoria deportiva jugando en el fútbol local para que la vida de Tomáš Holeš haya cambiado en otro país. El mediocentro de 28 años del Slavia de Praga hizo el 0-1 de la República Checa ante Holanda y puso la asistencia del 0-2 definitivo en el Puskás Aréna de Budapest (Hungría). Noche idílica para el centrocampista y cita que entra en la historia del fútbol checo.

Holanda llegaba con su pleno de puntos en la fase de grupos y siendo el combinado con más tantos a favor (ocho dianas), pero en el Puskás Aréna se topó con una República Checa muy seria que aprovechó sus ocasiones tras ser un bloque durante la primera hora de juego.

Denzel Dumfries tuvo una incorporación muy interesante con una diagonal que casi acaba en el 1-0, pero Tomáš Kalas despejó muy bien a saque de esquina. Nueve después, en el 22′, Tomáš Souček ganó la posición a Marten de Roon y su cabezazo pudo desnivelar el electrónico.

La segunda mano tuvo de todo, pero el encuentro se concentró en poco más de 100 segundos. Tomáš Vaclík desbarató un mano a mano ante Donyell Malen y poco después el central Matthijs de Ligt recibió la tarjeta roja.

Era el minuto 55 y la República Checa pasaba de aguantar a llevar la batuta. Y 13 después llegó el 0-1. Kalas ganó de cabeza en el segundo palo y Holeš remató para lograr el tanto. Antes de empezar a sufrir las acometidas finales de los de Frank de Boer, el goleador Schick logró el segundo aprovechando un pase perfecto de Holeš.

Tras estos resultados, República Checa jugará contra Dinamarca en Bakú el sábado 3 de julio, mientras Bélgica hará lo propio contra Italia un día antes en Múnich.

Deja una respuesta